LA FALSA RENTABILIDAD DE LAS AFP

Por: Dennis Falvy (economista)

Vayamos al grano. La rentabilidad nominal que exhiben las AFP, por 21 años, no contiene los ajustes inflacionarios, ni la comisión por pago adelantado por la administración del fondo Es por ello que el profesor Jorge Rojas, de la PUCP, ha hecho ambos ajustes en un libro especializado de pronta salida al mercado, en el cual demuestra que el tan cacareado 12% de rentabilidad que aseguran tener las APF, baja a tan solo 6.08%. Es decir, a la mitad. Si a esto se le añade lo descontado por primas de seguro (que ha sido como un 13% de los aportes mensuales) y, asimismo, se ajusta el reclamo por S/. 18,000 millones que, según las AFP, les adeuda el Gobierno y empresas privadas que han retenido aportes pero que se los han quedado, esa rentabilidad puede ser entonces más baja aún. En tal sentido, quedarían muy mal parados al menos el jefe del Sindicato de las AFP, Luis Valdivieso, así como PPK, quienes abiertamente han señalado las bondades de rentabilidad de dicho sistema.

LA FALSA RENTABILIDAD 1

BANDIDOS A LAS 11
En plena batalla de Inglaterra, cuando los Spitfire, con ayuda del radar, salían con pilotos ingleses, polacos, estadounidenses y de otros lares a combatir a los bombarderos y cazas alemanes que regresaban de azotar Londres, la jerga era referirse a un reloj y exclamar que por allí venía acechando el enemigo. En el caso de las AFP, estas han venido ganando todas las batallas contra sus combatientes que no creían en el sistema. Fueron ayudados por una serie de circunstancias: la poca claridad de lo que en realidad quiere decir el ‘valor cuota’; el desviar la discusión de costos a tan solo la comisión por administración, dejando de lado las primas de seguros; el hacer creer que el sistema pagaba mucho más que el sistema quebrado de la ONP; y, por último, en repetir hasta el cansancio que defendían a más de 5 millones y medio de afiliados cuando apenas aportan el 42%. Estos elementos fueron signos de triunfo, hasta que con la insistencia de sacar una ley para gravar los sueldos de los independientes colmó la paciencia de muchos y se suscitó un punto de quiebre en el cual tuvo que intervenir el propio Gobierno ofertando la suspensión de la ley. Hasta que el mismo presidente Humala ―hoy mismo― derogó, con una espera de suspenso innecesaria, ad portas de vencerse el plazo para hacerlo, el referido aporte de los independientes.
En el paroxismo de lo que es defender a como de lugar el sistema, el representante del sindicato de AFP, Luis Valdivieso, quien fuera ministro y embajador de Alan García, aceptó que existían trabajadores con pensiones de ¡S/. 10 mensuales! Pero eso sí acotó: el que aportó y ganaba poco, al menos tiene seguridad social. Qué bárbaro, y lo dijo en televisión nacional.
EL ANÁLISIS DE LA PUCP
El profesor Rojas, de la Pontificia Universidad Católica del Perú, se trajo abajo en su libro, como ya lo hemos mencionado, todo lo que se había pergeñado sobre la rentabilidad del sistema de las AFP. Sus análisis en el capítulo quinto de su libro no solo aducen que ajustando la inflación y la comisión de administración la misma se viene a 6.08% por año, sino que acota:
“La Rentabilidad Nominal en el período 1993 al 2005 está por encima del 10% para los afiliados al sistema, pero cae fuertemente a partir del año 2006. Esa caída de la rentabilidad también afecta a los afiliados más antiguos, quienes hubieran preferido tener una renta baja al comienzo. Es decir, cuando su aporte era aún pequeño y uno más alto en los últimos años, en los cuales su capital había aumentado”. Lo que ha ocurrido en la práctica es todo lo contrario. Esta discrepancia, enfatiza Rojas, no es captada por el ‘valor cuota’, que es independiente del Perfil Temporal de la Rentabilidad, sino que se refleja en el número de cuotas y por lo tanto en el valor del fondo acumulado por el afiliado. Como se puede notar de lo señalado por el profesor Rojas, ha habido durante todos estos largos años una promoción irresponsable de parte de los detentadores del sistema; que si existiera una asociación de consumidores “profesional y alerta”, hubieran podido llevarlos a tribunales de justicia. No se puede engañar con instrumentos financieros, que pocos trabajadores entienden y con el aval de ser presentados en cuadros fríos por la Superintendencia Adjunta de Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones (de la SBS), a los aportantes al sistema.
Para colmo, en el diario Gestión, Valdivieso ―el paladín de las AFP― ahora reconoce los cálculos de Rojas, pero arguye que como se siguen administrando los fondos de los jubilados hasta su retiro por renta vitalicia (65 años) o programada (83 años), esta rentabilidad no es de 6.08 %, sino de 7.5%. Es decir, la de siempre: tratar de argüir con supuestos técnicos algo que está claro. El 12% promocionado no tiene sentido alguno y hay ajustes que hacer, incluso si ese 7.5% sea cierto.

Luis Valdivieso, el paladín de las AFP y quien fuera ministro y embajador de Alan García, aceptó que existían trabajadores con pensiones de ¡S/. 10 mensuales!

Luis Valdivieso, el paladín de las AFP y quien fuera ministro y embajador de Alan García, aceptó que existían trabajadores con pensiones de ¡S/. 10 mensuales!

PERO HAY MÁS, MUCHO MÁS
Al haber bajado sustancialmente la rentabilidad de la Bolsa de Valores de Lima y al estar la tasa de referencia de la FED (el Banco Central) de los EE.UU. a niveles de 0.25%, los financistas conocen que estos últimos años no han sido de muy buena rentabilidad. Si uno toma tan solo la rentabilidad ajustada por riesgo, que la propia Superintendencia de Pensiones publica en sus estadísticas para los últimos 12 meses que ella registra, tomará nota que la misma se ha movido a niveles de 1.79% y 2% para el Fondo 2, que es el que agrupa al mayor número de aportantes. Este cálculo obedece a una metodología establecida en el artículo 72-A del título VI del Compendio de Normas del Sistema de pensiones.

Y AQUÍ LO QUE NADIE PARECE NOTAR
Cuando la Superintendencia publica la rentabilidad ajustada por riesgo, coloca en su pie de página una nota preocupante. La misma señala que: “La rentabilidad de los diversos tipos de fondo de pensiones es variable. Su nivel en el futuro puede cambiar en relación con la rentabilidad pasada. La rentabilidad actual o histórica no es indicativa de que en el futuro se mantendrá”.
Sin embargo, el Sistema de Pensiones de las AFP ha venido sistemáticamente confundiendo a los peruanos con su rentabilidad nominal, haciéndoles creer que esa magnífica rentabilidad, exenta de inflación y comisiones, no se alteraría para nada cuando cumplieran los 65 años y, es más, “crecería” aún más si hubiera aporte voluntario.

LA FALSA RENTABILIDAD 3

NOSOTROS PAGAMOS MAS
En mayo el 2011 y en plena faena electoral para la presidencia de la República, el vocero del partido fujimorista Fuerza 2011, Jorge Trelles, metió la pata hasta el fondo cuando trató de justificar los crímenes de guerra de los años 90 respecto a los de los 80 y declaró en televisión en vivo: “Nosotros matamos menos”.
Recientemente, Valdivieso, sin siquiera escuchar las diversas protestas contra el sistema que tozudamente él defiende, salió a señalar que: “Nosotros pagamos más”. El caballero dice un montón de cosas más tratando de degradar a la ONP que, por cierto, ha logrado con solo la afiliación de cada vez más trabajadores, reducir sustancialmente el aporte presupuestal que año a año les da el Gobierno, lo que es vox populi. En realidad, a Valdivieso habría que corregirle su “nosotros pagamos más” por “nosotros cobramos más”… y por adelantado… y los resultados de rentabilidad no son los que ellos promocionan de manera alguna.

COROLARIO
Pero hay algo más que no ha sido relevado en los medios de comunicación. Las AFP tienen en su poder el dinero de más de 3 millones de trabajadores que en algún momento se afiliaron y que ya no aportan. Ese dinero, que debe de ser de varios miles de millones, incluso debe de haber ganado alguna rentabilidad. ¿Por qué no lo devuelven? Ojo que hay una posibilidad de hacer una acción de amparo o de analizar el artículo 1954 del Código Civil, que alude al enriquecimiento indebido, que es lo que parece suceder con estos fondos “atrapados” por las AFP.

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *