¿SE HIZO EL TERCIO?

El presidente Humala acaba de decir que se ha tomado medio millon de selfies. Pues bien, hagamos cálculos y veamos si esto es posible.

Por Dennis Falvy

A la inquisidora pregunta periodística sobre el selfie aparecido en la portada de un diario con la consultora Zaida Sisson en el año 2011, el presidente Humala —ataviado con su raído blue jean y saco marrón sin corbata— respondió al toque: “No recuerdo una reunión ni el selfie.Tengo 5 millones de fotos, y de selfies debo tener medio millón si quiera. Soy el presidente y jamás me he negado a tomarme fotos; así que no se hagan los tercios”.

Hay un dicho que espeta que el pez por la boca muere. Y yo que me había quedado atónito cuando mi buen amigo Hernán, que vive en Venezuela, me había puesto un correo con la última de Maduro. Dice Hernán que este grandazo ex “bus driver”, a fin de que quedará claro que la oposición de su país le importa un rábano, señaló: “No le voy a dar ni un milímetro de segundo a este gentío”. Tampoco, tampoco, pues. No hay que mezclar papas con camotes. Puede uno decir que es una aberración matemática; pero si podría servir para comérselo de un papazo si se tiene mucha hambre. En cualquier caso la mezcla de milímetros con segundos es para matar a Baldor, Einstein, Arquímedes y Descartes a la vez. Tal vez incluso con Sócrates y Platón de yapa. Solo falta que este grandulón presidente, que habla con pajaritos, diga que su inflación no llega siquiera a medio metro. Todo es posible allá por la pobre Venezuela, admirada públicamente por nuestro presidente, y en donde hoy en día, por si acaso, uno puede llenar el tanque de su auto por tan sólo 5 centavos de dólar, valorado este al más alto tipo de cambio oficial. Es decir, 100 bolívares por dólar.

Pero dejemos a Maduro y volvamos a lo nuestro. Esa aseveración de números para responder lo del selfie es todo un disparate. Ojo que el selfie tiene muchos años, pero como lo conocemos ahora; es decir, una auto foto ligada a un Smartphone, es muy reciente. Tal es así, que es recién en el año 2014, en la ceremonia del Oscar, cuando Ellen DeGeneres hace un selfie mediático que causó furor y terminó de popularizar la auto foto por todo el mundo.
Pero estábamos con el presidente Humala, quien ha dicho que se ha tomado 5 millones de foto como tal y tiene al menos en su haber medio millón de selfies. Y obviamente estamos hablando de los 4 años trascurridos en la presidencia, para ver de qué tipo de cálculos habla nuestro bien amado estadista.

Entonces, se tiene que 4 años por 365 días son 1,460 días sin duda alguna, a no ser que uno quiera considerar un año bisiesto, que la verdad es insignificante para los cálculos. Pues bien, para que se hayas tomado 500,000 selfies como aduce el presidente, ¿cuánto tiempo te hubiera necesitado?

Podemos temerariamente suponer que en un día lo máximo que podría tomarse de selfies el presidente es 1 hora completa, pues más tiempo no tiene. Supongamos entonces que es un trome y se tomó un selfie cada 10 segundos, esto es, 6 por minuto. Entonces, sin descanso alguno, serían 360 en una hora y en nuestro caso en un día/selfie, pues hemos señalado que es 1 hora por día lo que el asigna para los selfies, lo cual es un montón.

Pero redondeemos el año a 300 días, para suponer que los 65 restantes le sirven al presidente para vacaciones, viajes al exterior, hacer su siesta, chequear lo que le traen los chismosos de la DINI, etc. Es decir, que entonces se tomó se tomó 108,000 selfies por año (360 días de una hora al día, por los 300 días que hemos supuesto); y como estamos hablando de 4 años de presidente, pues no llegamos ni siquiera a los 500,000 de los que él mismo ha señalado. ¿No es cierto?

Dicen los que de números entienden, que cuando uno demuestra que algo chiquito no funciona y lo grande está en la misma línea, pues eso ya no necesita demostración. Pero es lógico colegir que si con medio millón de selfies, suponiendo que el presidente insuma 1 hora diaria por 300 días año y por los 4 años, ni siquiera se ha llegado a la cifra que el aduce, ya calcular sobre 5 millones de fotos en el mismo período presidencial es un absurdo. No tiene sentido alguno.

Se me hace que intuitivamente, el pobre presidente para llegar a esa meta tendría que sacarse fotos por lo menos un medio día completo (es decir 12 horas seguidas) y por los 365 días de año. La verdad es que la diferencia entre la foto n. 1 y la n.5 millones derivado de esta absurdez lo haría parecer otro hombre. Con esa rutina habría envejecido más de los 4 años supuestos en estos cálculos.

Pero la verdad es que en el mundo real tenemos un presidente que piensa muy poco cuando contesta adjetivando tanto con la cara de enojo o con esa risita impostada de soldado. Está lleno de contradicciones. Dijo que no veía a Belaunde Lossio desde el año 2006 y zas, salió una foto y allí empezó a tratar de arreglar el impase. Le sacó la mugre a López Meneses, adjetivándolo, acusándolo y señalando que no lo conocía ni en pelea de perros, y ya se acerca el día en que la comisión que lo investigó probará en el Pleno del Congreso todo lo contrario. Se fue a España y rajó en una entrevista para el diario El País del grupo El Comercio que le movía el piso; pero vino aquí y se contradijo. Y ni qué decir del último escandalete de la compra del equipo de chuponeo, que según el presidente era para sustituir uno que se lo prestaba los Estados Unidos de América y que él no lo compro solito. Lo hizo a media voz, pero con toda su collera y con tan solo 60 milloncitos de soles. Una ganga. Pero ojo, aún no funciona y a los que capacitaron para la operación de los mismos, al mismo estilo de Carbajal, uno a uno se los ha llevado el aire.

Así que aquí quedamos por ahora. Dícese que los antiguos decían “tercio” a aquel que se hacía el tonto, el distraído. ¿Es realmente un tercio Humala o es lo opuesto? Corren las apuestas. Pero al menos en números y por consiguiente en cálculos está jalado. Ni criterio exhibe para los mismos. ¿Habrá este soldado contado cuántas metidas de pata y, por ende, acusaciones se le vienen? ¿O es que como dicen dos chismosos domingueros en la televisión abierta peruana, que prepara maletas para lares europeos y que, por lo tanto, le debiera dedicar 1 hora diaria al aprendizaje del idioma francés y olvidarse por lo que le resta de su reinado de los benditos selfies?

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *